Tolosako babarrunakAlubias de Tolosa

por naikari posteado el 14/03/2012 categoría Carnes

Seguimos de cuchareo y hoy traigo unas alubias de Tolosa. Un plato tradicional y obligatorio en el invierno vasco, que por cierto, ¡ya se está acabando! Es uno de esos platos que de crío aborreces y lo disfrutas cada vez más a medida que te vas haciendo mayor.

Para quien no sea de por aquí, explicaros que se le denomina de esta manera no porque se cultive únicamente en Tolosa y su comarca, sino por la tradición de este mercado en la comercialización de esta rica alubia. Si queréis saber más sobre la alubia de Tolosa, podéis visitar esta web.

Las hice el domingo y ayer las traje a la oficina para cumplir una promesa que (menos mal) a la segunda salió bien. Nos las tomamos entre algunos compañeros, y la verdad es que no sobró ni una alubia.

Generalmente intento, con más o menos éxito, sacar fotos decentes a los platos que presento en el blog. Pero esta vez, las alubias tenían tan buena pinta (y tardaron tanto en calentarse en el microondas) que no tuve la paciencia suficiente. ¡Así salieron las fotos!

Os cuento cómo las hice.

Ingredientes

- 1 kg de alubias de Tolosa

- 1 cebolla

- Agua

- Sal y aceite

- Sacramentos: morcilla de verduras, chorizo fresco, panceta y guindillas de Ibarra.

Elaboración

Primero dejé las alubias a remojo, bien cubiertas, entre 6 y 8 horas. Después, las puse en una cazuela, junto con todo el agua del remojo, con un poco de sal y un chorrito de aceite, primero a fuego fuerte y después a fuego medio con una tapa a medias.

La cocción duró unas 3 horas. Mientras las alubias se hacían, agregué más agua en tres ocasiones. El agua siempre tiene que ser fría para “asustar” a las alubias, lo que ayuda a que éstas se mantengan enteras y no se pelen. A falta de una hora para que se termine el proceso, añadí un refrito con la cebolla muy picada.

Mientras las alubias se cocinaban, cocí, en cazuelas separadas, los sacramentos (obligatorios en toda alubiada). La morcilla se coció en poco más de 10 minutos, los chorizos en 20 y el tocino en 30 minutos.

Me suele gustar que el caldo de las alubias sea abundante y espeso, por lo que, al final de la cocción quité la tapa y las cocí a fuego más vivo.

Es un proceso largo, pero merece la pena, y si es para comerlas en buena compañía (como la mía de ayer), mucho más.

Obeservaciones

Respecto a los sacramentos, comentaros que podéis poner los que más os gusten. Hay gente que también las acompañan con un poco de berza. Eso es habilidad libre, pero para mi, la morcilla y las guindillas son imprescindibles.

Seguimos de cuchareo y hoy traigo unas alubias de Tolosa. Un plato tradicional y obligatorio en el invierno vasco, que por cierto, ¡ya se está acabando! Es uno de esos platos que de crío aborreces y lo disfrutas cada vez más a medida que te vas haciendo mayor.

Para quien no sea de por aquí, explicaros que se le denomina de esta manera no porque se cultive únicamente en Tolosa y su comarca, sino por la tradición de este mercado en la comercialización de esta rica alubia. Si queréis saber más sobre la alubia de Tolosa, podéis visitar esta web.

Las hice el domingo y ayer las traje a la oficina para cumplir una promesa que (menos mal) a la segunda salió bien. Nos las tomamos entre algunos compañeros, y la verdad es que no sobró ni una alubia.

Generalmente intento, con más o menos éxito, sacar fotos decentes a los platos que presento en el blog. Pero esta vez, las alubias tenían tan buena pinta (y tardaron tanto en calentarse en el microondas) que no tuve la paciencia suficiente. ¡Así salieron las fotos!

Os cuento cómo las hice.

Ingredientes

- 1 kg de alubias de Tolosa

– 1 cebolla

– Agua

– Sal y aceite

– Sacramentos: morcilla de verduras, chorizo fresco, panceta y guindillas de Ibarra.

Elaboración

Primero dejé las alubias a remojo, bien cubiertas, entre 6 y 8 horas. Después, las puse en una cazuela, junto con todo el agua del remojo, con un poco de sal y un chorrito de aceite, primero a fuego fuerte y después a fuego medio con una tapa a medias.

La cocción duró unas 3 horas. Mientras las alubias se hacían, agregué más agua en tres ocasiones. El agua siempre tiene que ser fría para “asustar” a las alubias, lo que ayuda a que éstas se mantengan enteras y no se pelen. A falta de una hora para que se termine el proceso, añadí un refrito con la cebolla muy picada.

Mientras las alubias se cocinaban, cocí, en cazuelas separadas, los sacramentos (obligatorios en toda alubiada). La morcilla se coció en poco más de 10 minutos, los chorizos en 20 y el tocino en 30 minutos.

Me suele gustar que el caldo de las alubias sea abundante y espeso, por lo que, al final de la cocción quité la tapa y las cocí a fuego más vivo.

Es un proceso largo, pero merece la pena, y si es para comerlas en buena compañía (como la mía de ayer), mucho más.

Obeservaciones

Respecto a los sacramentos, comentaros que podéis poner los que más os gusten. Hay gente que también las acompañan con un poco de berza. Eso es habilidad libre, pero para mi, la morcilla y las guindillas son imprescindibles.

10 Responses to Tolosako babarrunakAlubias de Tolosa

  1. La oficina por la tarde tuvo que ser un espectáculo de percusión fantástico! :D

  2. Soy un privilegiado al haber probado semejante maravilla gastronómica que nos brindó nuestra buena compañera. Soy de los que repitió.

  3. Doy fe que estaban ricas… repetí, y si, se puede decir que volví a casa a reacción.

  4. Aupa Naikari! Galderatxo bat bezperaz uretan uztea beharrezkoa ikusten duzu? Guk ez dugu egiten eta ongi egosiak ateratzen zaizkigu. Zer diote sukalde guruak o¡honen inguruan?

    Ah! Macaron-en errezeta nahi dugu!

    Besarkada bat!

    • Kaixo Ion! Agian puntu hau komentatzekoa zen postean bertan. Joan zen urteko babarrunak badira nik beti jartzen ditut uretan, horrela denbora gutxiago behar dutelako lapikoan. Aurtengoak badira ostera, ez da beharrezkoa, baina ohitura daukatelako jartzen ditut. Ez da behar beharrezkoa, azken finean uretan jartzearen arrazoia egosteko denbora murriztea delako. Toki batzutan irakurri izan dut, hasieratik sikuak jartzen badituzu egosten, denbora gehiegi tardatzen duela beroak babarrun barrura heltzen eta azala errazago kentzen dela “egosiegia” gelditzen delako. Suposatzen dut, sukaldean askotan gertatzen den bezala, etxe bakoitzeko teoria bat egongo dela, beraz, nahi izan ez gero hurrengoan probatu uretan jartzen, eta esango didazue!

      Macaroien errezeta jarriko dut, ea laister berriz egiten ditudan.

      Beste besarkada bat Paris aldera!

    • Ion, zure komentarioaren harira kuriositatez begira hasi naiz eta link hau topatu dut. Webosfritos webekoa da, sukaldaritzako blogen artean oso ezaguna eta jarraituenetarikoa.
      http://webosfritos.es/2011/02/trece-preguntas-sobre-las-legumbres/

  5. Nere jangelako trauma haundi bat :-)

  6. Doy fe de que estaban cojonudas. Eskerrikasko Naikari!

  7. La verdad, le ha costado cumplir lo prometido pero cómo lo ha cumplido!!!! A lo grande, elegante y sabrosón!

    No sé si la sopa pero la cara de bobo se me quedó a mí cuando se vació el plato!

    Zorionak

  8. Me recuerdan muchísimo a la manera que tienen en México de hacer los frijoles. Tienen una pinta estupenda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *